Tomás Asiaín

Tomás Asiaín Magaña (1923-1989) natural de Tudela, fundador del orfeón.
Prestigioso músico navarro, compositor y director de coros y bandas militares.
Comenzó su carrera musical como clarinetista en la Banda Municipal de Tudela, perfeccionando sus estudios de clarinete durante su carrera militar y ocupando plaza como músico de 1ª en la Banda de la Academia Auxiliar Militar en Madrid.
Continuó sus estudios musicales en las especialidades de armonía, contrapunto, fuga y composición; obteniendo el titulo de Composición por el Conservatorio de Madrid.
Destinado a la ciudad de Jaca, dirigió la banda del Regimiento de Cazadores Galicia 64; se hizo cargo de la “Schola Cantorum” del seminario jaqués y organizó un coro de estudiantes en el Instituto de bachillerato “Domingo Miral”
En 1962 fundó el Orfeón Jacetano, del que fue su director durante 19 años.
Entre sus primeras obras compuso la “Suite de las Tres Danzas”; en el periodo jaqués compuso mas de 25 obras de variados estilos, como la “Jota Oroel”, la “Serenata Altoaragonesa”, el villancico cheso “Pastos y Zagalas, la canción de cuna “Aduermete” y el “Himno del Festival Folklórico de los Pirineos”.
Como músico castrense compuso la célebre pieza “La Muerte no es el final”, declarada marcha oficial a los caídos.
A lo largo de su carrera musical cosecho diversos premios corales, recibiendo en 1974 el galardón del Conservatorio de Música de Zaragoza a la mejor coral de Aragón; en 1971 el Estado Austriaco le premió con su máximo galardón musical, la medalla “Johan Strauss y el Ayuntamiento de Jaca le concedió el “Sueldo Jaqués” por su aportación a la ciudad altoaragonesa.